Acerca de los linchamientos

Sé que  los linchamientos no son la respuesta, para nada. Alejarnos del estado de Derecho es volver el tiempo atrás, a la ley de la jungla, al sálvese quien pueda, al vale todo. Pero para que haya estado de Derecho tiene que haber derecho, instituciones y justicia que lo avalen y lo sostengan. Si no hay garantías para los que acatan la ley el estado de derecho es una cáscara vacía que protege a aquellos que están fuera de la misma.

No, no creo que nadie se merezca la muerte por robar una cartera; es más, más allá de la bronca pasajera que puedas generarte ciertos actos – muchas veces atroces- no creo en la pena de muerte. Mi padre (una de las personas, si no la más, sensata que conozco) una vez me dijo, cuando lo interrogué respecto de cómo, como abogado, podía defender a alguien que sabía era culpable, me respondió que los abogados no estaban (o no debieran estar) para sacar a los culpables de la cárcel, sino para garantizarles la justa pena que por sus crímenes o faltas se merezcan.

Pero también hay que entender el hartazgo de la población. Hace un mes mataron de un tiro a un compañero de patín cuando intentaron robarle el auto. Pibe trabajador, bueno, solidario. Y él no salió en las noticias. Nadie llamó a la familia, ni se interesó en su caso. Nos están matando como moscas, y nos piden obediencia, mientras parte de la población juega según sus reglas.

El ciudadano promedio se está hartando de quedar en desventaja por acatar la ley. Trabajás, pagás tus impuestos y cumplís con tus obligaciones cívicas y sociales. Y a cambio encontrás un Estado abusivo con doble discurso, sus impuestos desmedidos y sus tarifazos no tarifazos; te roba el ladrón en la calle y el productor monopólico con sus precios inflados y su ineficiencia productiva. Te roba el especulador, el punga en el tren y el súper con el vuelto. Te roban y no podés decir nada, porque ni siquiera Defensa del Consumidor te protege.

Una cosa no justifica la otra. Pero era de esperar que la mansedumbre del cordero se transformase en algún momento en violenta estampida.

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en I hate the world today, Shit Happens y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s