Escupir para arriba #4

Hace rato que no escribo de política, parte porque estaba medio desaparecida de acá, parte porque a veces es simplemente abrumador el ver cómo se va todo al carajo sin que uno pueda hacer nada.

Como algunos sabrán, trabajo en comercio internacional. Más allá de la postura política que adopten, lo cierto es que el agro aporta buena parte de los ingresos de divisas a las arcas nacionales, sobre todo considerando que se pagan 32% de derechos de exportación sobre la mayor parte de las mercaderías exportadas.

Argentina, al ser uno de los principales actores en el mercado mundial de soja y derivados, rige sus ventas internacionales con contratos específicos propios del origen. Durante años el complejo agroexportador, a través de su Cámara, luchó para que el peso considerado como cargado en un buque fuera aquel determinado por balanza de tierra, calibradas por el INTI. La determinación mediante esta medición fue una gran victoria para Argentina que llevó muchos años de ardua negociación.

El pasado 26 de julio esto cambió. Mediante nota interna la Aduana Nacional instruía a todas las aduanas regionales a cumplir los buques mediante draft survey (un método de estimación* el cual calcula cuántas toneladas se cargaron de acuerdo a cuántos centímetros se hundió el buque, siguiendo el principio de Arquímedes). Claramente una estimación es menos precisa que una medición. Esta medida es parte de una seguidilla de avances del gobierno contra los exportadores desde la 125 en el 2008. Antes estaban usando el draft para controlar que lo declarado se condiga con lo cargado, y a pesar que meses de operaciones en todos los puertos del país demostraron que las mediciones estaban en línea con las estimaciones (se permite una variación mínima), decidieron hacer de este método inexacto la forma oficial de determinar los pesos exportados (perdón el exceso de tecnicismos).

La verdad es que los draft por lo general dan por debajo de los pesos de balanza. Qué significa esto? Significa por ejemplo, que el exportador carga 100 MT, pero ANA dice que según su draft cargó 90 MT; ergo el exportador sólo puede facturar 90 MT y cobrar 90 MT (acá ya tenemos 10 MT x el precio de la mercadería de divisas que no van a entrar en el país). Los derechos de exportación se cobran por sólo esas 90 MT (acá tenemos impuestos que no se cobran por 10 MT x precio de venta x 32%). Y en definitiva el exportador está regalando la mercadería que no puede facturar. Esto también afecta a todos los servicios relacionados (inspección, fumigación, etc.). Sin hablar que ANA desconoce y ningunea las certificaciones de otro organismo nacional, el INTI, que es quien calibra y certifica las balanzas de exportación.

Si tenemos en cuenta que en promedio los drafts dan 0.30% por debajo de las balanzas, y que se cargan aprox 1.000.000 de toneladas por día… bueno, hagan sus propias cuentas de cuántas divisas y cuántas retenciones pierde el país por día.

Capítulo aparte merece el hecho que todos los exportadores argentinos están enfrentando posibles juicios internacionales por incumplimiento de contratos (el contrato internacional excluye específicamente el draft como método de medición). Tantos años de batalla se están perdiendo ya que ahora la asociación internacional que regula los contratos quiere volver atrás con el terreno ganado respecto de tomar como válidos los pesos de tierra. Con lo que el daño no sólo se circunscribe al presente, sino que se prolongará en el futuro.

Aquí también se observa el “a todo o nada” de este Gobierno vengativo y violento, que promueve el enfrentamiento del pueblo contra el pueblo, y que es capaz de escupir para arriba sólo por llevar adelante su venganza. Un Gobierno que perjudica los intereses del país sólo por salirse con la suya de nacionalista ya no tiene nada. Es sólo una tiranía con diferente máscara.

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en I hate the world today, La Denunciadora, Shit Happens y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s