Cómo cocinar una rana

Hay una conocida teoría de cambio social que dice que una rana arrojada a una olla con agua hirviendo va a saltar inmediatamente fuera de ella; mientras que si se pone al animalito en un recipiente con agua fría a fuego lento, el batracio irá adaptándose a los pequeños cambios de temperatura sin reaccionar, hasta terminar hecha puchero.

Un ejemplo sería: Pepito pone como límite de compras a su hija $100 mensuales. Un mes la nena cae con una cuenta de $102, y Pepito la paga sin chistar, porque la verdad, la diferencia es poca. El mes siguiente la factura es de $105; quién va a decir algo por míseros $3 de diferencia respecto del último pago?. Luego la deuda asciende a $110, y así sucesivamente, hasta que el límite primariamente impuesto pierde su razón de ser. La reacción de Pepito sería distinta si de buenas y a primeras le cae una boleta por $150… qué escándalo! Ahí sí retaría a la hija y reestablecería/ remarcaría nuevamente el límite, pues la diferencia es grande y abrupta.

Y somos así… pasito a paso terminamos en la loma de la mierda respecto de nuestra posición original. Esto es buenísimo cuando hablamos de avance, de objetivos propuestos. Decía Lao-Tsé que “Un viaje de mil millas comienza con el primer paso”.

Ahora, cuando pasito a paso vas permitiendo cosas que no te cierran, cediendo en puntos cuestionables, corriendo tus límites de mínima… Bueno, podés terminar arrinconado contra el precipicio, o encontrarte aceptando cosas que antes eran inaceptables. Es el famoso “Sólo un poco más” de las sobredosis y grandes borracheras, de los años de espera por algo que nunca llega, del encontrarte en un punto en el que te preguntás “Cómo cuernos terminé acá?”.

Otra putada de la vida. Sin adaptación perecemos, pero con exceso de ella también.

 

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Filosofía y otras hierbas, Gente detestable, I hate the world today, Shit Happens y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cómo cocinar una rana

  1. nebulosasentuiris dijo:

    Nunca había visto las cosas desde tal perspectiva, y eso que conocía la singular (ahora ya no tanto) característica de los batracios jaja
    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s