Snap

Quien presiona constantemente al otro, ya sea bajo una relación jerárquica o no (se da también entre pares, por ejemplo amigos) lo hace suponiendo que quien es presionado va a seguir aguantando ad infinitum. Pareciera ser que domina el pensamiento de “Si hasta ahora no ha hecho nada, por qué habría de hacerlo?”, pasando por alto el hecho de que todos tenemos un punto de quiebre. Si bien siempre aguantamos un poco más allá de lo que pensamos es una situación insostenible, empujando los límites de nuestra propia resistencia, en algún momento claudicamos en nuestra aceptación del status quo y nos rebelamos contra él.

Cuando se pone a una persona en una posición extrema, entonces ya nada puede presumirse, pues situaciones desesperadas exigen medidas idem. Las reglas que antes aplicaban ya no van más, y es entonces que se puede esperar de ese sujeto casi cualquier cosa, incluso comportamientos fuera de su rango “usual” (por ejemplo, que se violente alguien sumamente tranquilo).

Quien presiona pocas veces toma en cuenta que es peligroso empujar a alguien al límite. Cuando se lleva a una persona al punto de no tener nada que perder, entonces esa persona se vuelve peligrosa. Porque perdido por perdido, entre el resultado seguro de la inacción (que las cosas sigan como están), a la ínfima posibilidad de que la situación cambie si se hace algo (aunque las chances jueguen en contra), entonces en general se toma el segundo camino. Si peor de lo que estás no vas a estar, qué más da arriesgar los últimos cartuchos?.

Tanto en lo individual como en lo grupal y social, si se van quitando de a poco los beneficios, cerrando las opciones, perdiendo terreno, arrinconando a los sujetos… Entonces se está generando un excelente caldo de cultivo para la rebelión. Hay gente que no repara que la presión constante genera bombas de tiempo…

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Pensamientos al viento, Shit Happens y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s