You only had one job

Desde el viernes pasado vengo experimentando (o sufriendo) una serie de hechos que no deberían suceder, y cuya frecuencia de ocurrencia realmente parece un chiste de mal gusto. Y todo se resume en una simple frase: “You only had one job” (“Sólo tenías un trabajo/ tarea”).

Salgo a almorzar el viernes cerca de las 3 de la tarde después de un día de esos que desde la mañana tempranito una catarata de mierda riega tu cabeza de forma constante. Con calor, sofocada, un hambre terrible y una mufa de aquellas, nos fuimos a almorzar a un restaurant cercano. Pensando que un sándwich sería lo más rápido, me pido un lomito. Al rato cae el mozo (que se había tomado un tiempo considerable en atendernos) con un bife con papas fritas. Le digo que no, que yo había pedido un lomito, y me dice que eso es un lomito, a lo que le respondo que de Ushuaia a la Quiaca un lomito es un pedazo de carne entre dos panes, complementado con varias porquerías en medio. Y el tipo me responde que ahí no, que él me había traído un lomito, y que si quería eso entre panes debería haber pedido un sándwich de lomito (¿?). Toda la situación aumentó mi mal humor, porque aparte de la discusión con el mozo, yo ya me había hecho a la idea de comer un lomito, tenía antojo de un sándwich y estaba de antemano saboreando un lomito completo, para tener que saciar mi hambre y mis ganas con un pedazo de carne a la plancha.

Continuando la onda del día, por fin me voy para casa pasadas las 7 de la tarde. De camino paramos a comprar helado, y pido en mi cuarto tres gustos. No va que abro el pote a la noche en casa después de cenar… para encontrarme con que sólo me pusieron dos!! Encima el que faltaba era el que más quería, el que no podía faltar! Mis niveles de bronca para esa altura del día eran elevadísimos. Y sólo podía pensar… tenés una sola tarea, que es servir helado. Te pido tres gustos, sólo tenés que recordar (o si no te acordás, al menos chequear) tres cosas, en un lapso de diez minutos máximo. Cómo carajo puede ser que te olvides de un sabor???? Estás sirviendo helado, no programando el próximo módulo espacial de la NASA!. El nivel de desidia y descuido en algo tan simple y básico me hizo saltar la térmica.

Y hoy no va que voy a Starbucks, y me pido un té Chai. Hago la cola, espero, tomo mi bebida y subo al primer piso a tirarme en un sillón. Abro la tapa para poner edulcorante y zas!!! Leche espumante!!! Pedí un té, no un té latte!!! Y el ticket decía té, no té con leche. En serio, gente, no es tan difícil.

Que todos tenemos derecho a equivocarnos, es verdad. Pero también es cierto que a menor cantidad de tareas a ejecutar, menor margen de tolerancia a los errores. Me saca de quicio que, teniendo una sola tarea, un solo trabajo, lo hagan mal. Porque eso muestra más desidia e indiferencia que otra cosa.

Sol

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Gente detestable, I hate the world today, Shit Happens y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a You only had one job

  1. q! dijo:

    Hay que matarlos a todos! 😛

    Perdon… pero opino exactamente igual que vos… No se les pide gran cosa, simplemente que hagan el trabajo por el cual se les paga, el cual por alguna razon estan realizando… hay mil ejemplos del dia a dia por el cual estoy harto.. hay que salir con una escopeta y repartir plomo…

    • jajajaja si bien ésa es mi reacción primaria, luego caigo en una suerte de desazón, de bajón emocional pensando que es en vano cualquier esfuerzo de autsuperación, si al final da todo lo mismo. Y a veces no sé si tenerles bronca o lástima, porque no sé si es dejadez o limitación… aunque generalmente me surgen estos sentimientos en ese orden. Pero nunca dejo de preguntarme cuándo dejaremos de pagar los platos rotos por la desidia o la incapacidad ajena. Alguna vez se hará cada uno cargo de sus propias capacidades y falencias? O es este tipo de justicia/ equilibrio una mera utopía?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s