Gente metida #2: los metidos laborales

Como decía sabiamente mi ex, nunca falta alguien que sobra, y el ámbito laboral no escapa a este axioma. Los metidos laborales suelen tener características propias, o al menos áreas o comportamientos que los delatan como tales.

En primer lugar, esta clase de gente está siempre entrometiéndose en el trabajo de los otros, aunque no entienda qué está pasando, ni cómo resolver la situación. La premisa es decir algo, meter un bocadillo, independientemente de si esto suma o no (acaso no nos enseñaron en la primaria que lo importante era participar?). Es el típico apretador compulsivo de “Reply All” que lo único que hace es llenar tu mail de pelotudeces que lo único que hacen es ocupar bites y tiempo. Son fanáticos de mandar millón y medio de mails (total, no te cobran por correo ya que la tarifa de Internet es plana!), o peor aún… Reenvían los mails cual partido de ping pong, en vez de apelar a la practicidad y poner en contacto a la gente que tiene injerencia en el tema, no vaya a ser pierdan su condición de “intermediarios” y facilitadores de la operación (Dios nos libre no se lleven algún crédito!). 

Generalmente están en todas… salvo las que les corresponden. Como el que mucho abarca poco aprieta, su capacidad de “apretación” se licúa entre sus intromisiones, mientras los temas que sí son de su incumbencia y ámbito muchas veces quedan huérfanos a la vera del camino. Escarbando sólo un poco uno puede encontrarse con interesantes cementerios de causas tapadas y enterradas.

No sé si todas estas conductas son para eludir responsabilidades propias (como estoy haciendo lo del otro no puedo hacer lo mío), para figurar (estoy! Mirenme! Participo! Aporto!), para dar la imagen que están en todas (sacando a relucir su multifacetismo), o que sus habilidades y conocimientos abarcan amplitud de territorios (y así se venden como la Victorinox de la compañía, el tipo con el que contás para cualquier cosa). La verdad es que generalmente es mucho ruido y pocas nueces; mucho mail y poco aporte, mucha alharaca y pocos resultados.

Y como vivimos en el mundo del revés, al ojo de la mayoría suelen esta bien posicionados. Será que en un universo regido por las apariencias los ninjas laborales (esos que van calladitos y por la sombra haciendo realmente el trabajo y dando verdadera solución a los problemas) necesitarán contratar urgente los servicios de un marketinero para que se les reconozca lo que por resultados les corresponde.

Como dice el tango, “el que no llora no mama”…

Sol

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Gente detestable, Shit Happens y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s