Sumatoria

Intento siempre superar el nivel de la superficie. Más allá que las formas son importantes (sobre todo a la hora de comunicarnos) creo que lo realmente sustancial es el fondo, lo que yace detrás de cada palabra, de cada acción. Creo que cada pequeño gesto, cuando se mantiene en el tiempo y se repite cada tanto, habla de cosas más profundas, habla de tendencias, de creencias, de filosofías, de virtudes y defectos.

Es entonces que tiendo a leer el comportamiento de aquellos que me rodean a lo largo del tiempo. Una acción aislada puede ser sólo eso, o puede ser la exteriorización de algo más profundo. Las acciones y las palabras se enlazan, y como creo que somos seres integrales, todo lo que hacemos y decimos está conectado con el resto de nuestro ser y nuestro sistema de pensamiento (en el mejor de los casos esta conexión es coherente y consistente; aunque muchas veces no). Una acción puede no decirte nada respecto del otro, pero un conjunto de acciones que apuntan a una dirección similar, son indicativo de lo que descansa bajo la superficie.

Y muchas veces reaccionamos contra el acumulado, no contra la acción particular del momento. Pero mucha gente prefiere pensar que “se te saltó la chabeta”, en vez de preguntarse qué te hizo explotar, o molestarse en preguntar qué pasó. Y aunque la mayor parte de las veces yo les expreso con pelos y señales lo que está ocurriendo, muchos eligen evadir la confrontación con su propio archivo.

Porque es más fácil pensar que el otro “la piró” antes de hacerse cargo de las propias cagadas.  

Sole

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Filosofía y otras hierbas, Pensamientos al viento, Ser diferente y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s