Tarjeta SUBE: Engaño y demagogia

Hace años que deberíamos tener un sistema de boleto y pago electrónico para servicios tan básicos como, por ejemplo, el transporte público. No sólo por una cuestión de practicidad, comodidad y seguridad, sino incluso por una cuestión de economía y ecología. Basta sólo recordar los inconvenientes que tenemos hace años respecto de conseguir monedas, la mafia del cambio que alguna vez se organizó, la falta de metal para seguir emitiendo monedas y otro sinfín de problemas y complicaciones. Yo, por ejemplo, uso la tarjeta Monedero hace años, al menos para el subte, que hasta no hace mucho era el único medio de transporte que usaba el sistema de tarjeta electrónica. y ahora tengo que deshacerme de ella porque, a la hora de robar, el gobierno no admite competencia. 

Con el afán mesiánico que demuestra nuestro actual gobierno, que desde hace ya mucho tiempo viene a salvarnos de los oligarcas, de los militares, de los yanquis, de todos lo enemigos reales, imaginarios o creados que podemos tener, etc, vienen a ofreceeeeeeeeernos, (con voz de infomercial de un domingo a las 8 AM) esta única y original propuesta, nunca antes planteada en ningún lugar de nuestra galaxia, la mágica solución a sus problemas de transporteeeeeeeee. Y si llama YA le ofreceremos, sin cargo alguno y por ser Usted el cliente numero mil, una caja de grageas de todos los sabores imaginables (incluye sabor a moco entre otros). Y así salieron a la calle con la tarjeta SUBE, que, como los canales de compra, ofrecen milagros y otras recompensas falsas a cambio de una módica suma.

La idea dista de ser original. Hace tantísimos años en Córdoba se instauró la Red Bus; una tarjeta para todos los medios de transporte. Unos años después la sacaron de circulación porque lo que robaron en medio, la mala implementación, la falta de inversión, etc., etc., hicieron que sea difícil conseguir, cargar y mantener la tarjeta. Como siempre, vienen a vender el pescado del día anterior como si fuera pesca del día.

Segundo: ya que estamos, por qué no hacer las cosas bien de arranque? El sistema debería utilizar una única tarjeta para todos los medios de transporte, cosa que acá están intentando implementar tardísimo y a los ponchazos. Por ejemplo: ahora podés pagar el tren con la SUBE, pero los molinetes de salida de Retiro no reconocen el boleto emitido, y tenés que sí o sí pasar por un guarda que te abra la puerta.

Tercero: como tantas cosas demagógicas de los gobernantes de turno, promocionan con bombos y platillos cosas irrealizables en al práctica, que ponen al ciudadano ordinario en una situación sin salida. El que no use SUBE pagará casi el doble el boleto, pero cuando vas a sacar la tarjeta tenés colas interminables o carteles informando que los mismos locales publicados por el gobierno para adquirir las tarjetas ya no tienen stock. Te castigan si no cumplís un determinado comportamiento/acción/etc, pero asimismo la condición que imponen es irrealizable. La semana pasada fui a cuatro centro de distribución de tarjetas, para encontrarme con carteles que rezaban que no había más SUBE hasta la próxima semana, que la carga no funcionaba, o que se habían quedado sin stock.

Cuarto: siguen ampliando la brecha. En vez de sumar, dividen. En vez de integrar, segregan. En vez de utilizar los sistemas ya implantados, asimilarlos, integrarlos, y eventualmente hacer un progresivo reemplazo, cortan tajantemente con todo lo que no es “ellos”, siguiendo la posición clientelista (que se arraiga en el inconsciente colectivo por estímulo directo estilo perro de Pavlov) de que si estás con ellos, vas a pasarla mejor. Y si no estás con ellos, pagás doble el boleto. Pero este punto está muy enlazado también con el punto que sigue a continuación, y que explica bastante bien el repentino interés del gobiernos por monopolizar el cobro de pasajes.

Quinto: la implementación de este sistema, en vez de obedecer a su finalidad principal, que debiera ser la practicidad, transparencia y comodidad de uso del transporte público, es una operación encubierta de financiación del Estado. Obliga a tener saldo (dinero inmovilizado) en la tarjeta, lo cual supone un pago anticipado de los pasajes por devengar. Y esto genera un flujo de fondos con 0% de interés para que el Estado use como caja chica, aumentando la especulación y generando bicicletas financieras por parte del gobierno, ya que hay diferimiento entre la recepción del pago del pasaje, y la liquidación del subsidio que del mismo debe hacerle el gobierno a las compañías de transporte. Por eso se apuraron a último momento a implementar (desprolijamente) un sistema que venía aplazado y cajoneado hace tanto tiempo. Otra cuestión positiva que se ve empañada por responder a un objeto diferente al que le dio origen.

Como tantas cosas, esto es un engañapichanga…

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en I hate the world today, Shit Happens y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Tarjeta SUBE: Engaño y demagogia

  1. aqui_c dijo:

    La otra cosa de lo que pocos hablan es de la privacidad del sistema. Hace unos días Anonymus hackeó el servidor de SUBE y publicó los datos de algunas tarjetas. Recién ahora se está instalando un poco el tema de por qué las tarjetas no pueden ser anónimas. Sin entrar en un monólogo conspiranoico, creo importante un debate en la sociedad argentina sobre nuestra privacidad. SUBE es sólo la punta; SIBIOS es el resto de la lanza. En un país que tiene la historia de Argentina, darle a un gobierno en bandeja toda mi información, que pueda saber hasta qué partido político milito, no me causa ninguna gracia…

    • Tenés razón!! Me habían comentado ese hecho el finde (lamentablemente mi memoria es escasa).
      El hecho de que tus datos de movilidad (por dónde te manejás, días, horarios, frecuencia, etc.) puedan ser accesados sólo con un hackeo de 24 hs. es un fallo importantísimo del sistema. Abre la puerta a una infinidad de posibilidades reales, más allá de la conspiranoia que uno pueda tener. De sólo pensar la cantidad de datos estadísticos, poblacionales y demográficos que quedarían expuestos me pone la piel de gallina…

  2. q! dijo:

    Buenas…
    Como siempre algo que aportar…
    Como TODO y el SUBE no es menos, esta buena la idea, pero no el COMO se implementa y ni hablar las vivezas por parte de los oportunistas que trae en el combo.
    Por qué? El “porque”, la idea que concebio el proyecto me parece mas que acertado, la idea tiende a hacer uso estadistico de los viajes para saber donde conviene hacer mas incapie en el transporte, que vias se utilizan mas, que transporte necesita mas frecuencia, evita vivezas de los demas (estan MUY calientes con las empresas de trasporte que mienten MAL con la cantidad de moviles y combustible para sacar mas $$$ de subsidios, etc…), y la otra cara, si realmente no necesitas el subsidio (yo cobro bastante mas que bien, puedo bancarme sin subsidio) no gastas plata del estado al pedo.
    Si eso hace que el estado tenga una caja chica con $$$ que le sirve al estado, todavia mejor… todo el mundo sabe que la banca es el invento mas dañino de la humanidad y que los dias estan contados gracias a ello (y el que no lo sabe, que empiece a entenderlo), el estado se quiera o no es el unico que nos puede salvar. Que los argentinos seamos unos corruptos oportunistas de mierda es otra cosa… y no le echen la culpa a los politicos, ellos son uno mas de nosotros.

    • Es verdad… como todo, tiene al menos dos caras. Pueden usarse las cosas para bien, pueden usarse para mal. En Holanda, por ejemplo, usas la tarjeta cuando subís y también cuando bajás; así el sistema te debita por el recorrido hecho. Se imaginan lo que sería eso acá?
      Mi crítica no fue contra la idea, sino (como casi siempre) contra la implementación, en primera instancia, y contra la bastardeada del fin, en segunda.
      Y siempre sentí que la frase “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece” era sumamente desacertada, hasta que comprendí que es así, sólo que algunas minorías no nos sentimos identificados con el 53% que pone a sus semejantes a manejar el país. Una de las pocas debilidades de la democracia, como todo sistema de mayorías simples, es que lo determinante es la cantidad y no la calidad (auqneu esto da para otro log).

      • q! dijo:

        Mira… Yo labure en Gob de la ciudad y en el estado, de Gobierno de la ciudad me fui antes de que empiece Macri (cuando estaba Tellerman) y despues por esas desgracias de la vida, reincidi y volvi hasta (afortunadamente) no hace poco. Despues de la 1ra vez me fui a Nacion donde labure en Agricultura, que queres que te diga, en Gobierno de la ciudad nunca vi tanta meta politiqueo, “amiguismo”, extorcion, etc… Gcaba esta corrompido desde los cimientos, creo sinceramente que (perdonen la expresion) no hay uno que zafe… Y lo digo de verdad.
        En Nacion, por raro que parezca y mas aun porque me tuve que ir a la fuerza por el ingreso de etchegaray (que es un hdp y realmente es mala gente), no se nota… Osea… El cambio de politica por el (en ese entonces) nuevo gobierno fue brutal, cortaron tajantemente, vinieron con nuevas cabezas y cortaron todas las anteriores, etc… (Basicamente, el nuevo trajo su gente), pero… Asi y todo, y por todo lo que uno se entera y sabe de ahí dentro, la idea era controlar y limpiar, se pusieron controles cruzados, etc…
        Me fui PEOR de nacion que de ciudad pero estoy completamente convencido (al 100%) que las politicas que se intentan de instaurar el estado son acertadas y necesarias y solo estan mal dirigidas (por toda la corrupcion que hay en el medio), y que basicamente en ciudad me parece que las cosas que instauran sirven no para “el pueblo” sino para un negociado.

  3. Pingback: El problema de la privacidad en Argentina « Aqui – Log

  4. Pingback: El problema de la privacidad en Argentina | Aqui Carattino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s