Finde movidito

El finde me fui a Mar del Plata para descansar un poco y boludear. Después de dar muchas vueltas respecto de cómo ir (mi grupo de amigos ya estaba allá), enganché a una de las chicas que iba con un amigo suyo, así que programamos todo para salir el sábado temprano ala mañana.  Elviernes a ultimísima hora recibo un mensaje de mi amiga, diciendo que saldríamos al mediodía.

El sábado me desperté temprano, alisté las cosas y me puse a esperar. Pasó el mediodía, la una, las dos, y ni noticias de salir. Hasta que finalmente a las tres de la tarde decidí llamar a mi amiga, quien me comenta que no podía dar con su amigo. Estuve a punto de quedarme, cuando dije “A la mierda todo… Tenía planeado ir a MDQ, y a MDQ me voy!”. Llamo a mi amiga, mandamos al carajo al boludo que nos clavó, nos fuimos a Retiro y nos tomamos un bus (lo único que lamentaba es no haber sabido de antemano que este turro nos iba a plantar, para tomarme el micro a primera hora de la mañana).

 Llegamos a Mardel cerca de las 10 de la noche, nos fuimos a una pizzería, nos pedimos una grande de muzarela y dos cervezas. Cuando terminamos de cenar nos fuimos tranquilitas a una fiesta en la playa que, la verdad,la rompió. Latemperatura justa, un poco de lluvia, buena música… la verdad estuvo excelente!

El domingo emprendíamos la vuelta en forma separada: ella volvía en bus, yo con mis amigos. Habíamos partido de Mar del Plata temprano, para dejar a una de las chicas en Las Toninas y seguir viaje tranqui para llegar a Capital sin apuro. Estábamos haciendo ese trayecto por Ruta 11, yo en el asiento del acompañante, cuando de pronto, saliendo de una curva se siente un “puc… tac tac tac” como si estuviéramos pisando un pianito. De pronto el auto empezó a bandear de un carril a otro (suerte que los dos coches que venían de frente llegaron a esquivarnos) para acto seguido ir a la banquina, en donde giramos 45°, derrapamos y… de pronto veo el suelo acercarse a la ventanilla de mi puerta, mientras el auto quedaba en dos ruedas, a punto de volcar. Luego caímos hacia el otro lado, volviendo el coche a asentarse en sus cuatro ruedas.

Habiendo constatado que estábamos todos bien, bajamos a ver qué había pasado: se reventó una de las cubiertas traseras, y luego el derrape por el asfalto y la tierra resultó en que las dos de adelante se descalzaran de sus respectivas llantas. Al toque vino la policía vial, y un ratito después apareció una batea que nos llevo a todos junto con el coche a Villa Gessel, donde por suerte encontramos una gomería abierta. Todos fuimos conscientes que la sacamos más que barata. Creo que a todos aún nos dura el shock de adrenalina!

Qué decir… fue un fin de semana de emociones fuertes!

Sole

 

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Recuerdos, Shit Happens y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Finde movidito

  1. Caro dijo:

    Ufff que feo esto ultimo que paso.. no sabia nada… peor al final que el viaje a Humboldt cuando no veiamos nada y casi terminamos en zanjon con Geral y vos…ja, LO IMPORTANTE TERMINO BIEN! y NADIE lastimado.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s