Una verdad que duela a una mentira que halague

Este viejo adagio creo se aplica a todos los niveles de mentira: desde las medio inocentes a las más graves. Podríamos decir que quedan exceptuadas ciertas mentiras blancas, aquellas que no hacen mal a nadie y sólo nos sacan de una situación incómoda, o nos excusan de dar explicaciones que no queremos o podemos dar. Pero salvo raras excepciones, creo la mayor parte de las mentiras terminan afectando de una u otra forma al sujeto al que se le miente.

Esta semana tuve una seguidilla de este tipo de mentirillas, tan inocentes e irrelevantes a prima faccie, pero con tantas implicancias y posibles consecuencias que terminaron generándome un perjuicio (y ahí es donde termina la inocencia de la mentira). Dos ejemplos: Caso 1: Nos estábamos volviendo a Buenos Aires desde el puerto de San Lorenzo en remis, cuando una persona que vive allá me pide si lo podemos acerca a la casa. Le dije que sí, siempre y cuando no nos desviáramos demasiado, porque parte del grupo que iba con nosotros debía tomar un avión al llegar a Baires. Este chico me responde que no, que su casa quedaba sólo a cinco cuadras bajando la Circunvalación. Obvio que las cinco no eran tales, sino veinte… Caso 2: Me tengo que mudar y aún faltan algunas cosas de instalar en el depto. Antes de cerrar contrato pregunto cuándo lo van a terminar, y me dicen “a principios de Diciembre”. La cuestión que voy ya llevando cosas y programando la mudanza, cuando de pronto días después se me ocurre preguntar por el proyecto y me contestan que “con suerte va a estar para mediados/fines de Diciembre”.

No, no me jode llevarte más lejos, ni quedarme sin algunas comodidades temporalmente. Lo que realmente me molesta es que me mientan por cosas tan pavas, en primer lugar, y sin necesidad, en segundo lugar. Porque si me dicen de entrada que son 20 cuadras, puedo evaluar si tengo o no tiempo de llevarte, hacer un esfuerzo, alcanzarte y no perder el vuelo. Porque si me decís la verdad de entrada yo bajo mis expectativas y sé que voy a estar un mes sin instalación.

En definitiva estas mentiritas te roban la opción, la capacidad de elección y posterior organización, y generan altos niveles de stress y frustración (que aumentan cuando te das cuenta que no fueron del todo sinceros con vos).

Al final, estas actitudes que algunos tienen en pos de “no poner mal al otro” terminan empeorando toda la situación general, con el plus de haber dañado una relación por falta de honestidad.

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Gente detestable, Shit Happens y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una verdad que duela a una mentira que halague

  1. alberto madero dijo:

    Mi querida hija: las verdades a medias, son la peor de las mentiras, pues no son ni una ni otra. Sin embargo en nuestra sociedad multisocial, aprendemos a convivir (saludar, almorzar o compartir todo tipo de eventos) con quienes nos depredan, etc.etc. etc..-
    La gran dificultad reside en separar aquello, del absolutismo de creer tener la razón o la verdad de nuestro lado, el entender al otro, sin por ello justificar toda actitud de mezquindad.-
    Tal vez deberíamos cantar con Joan Manuel Serrat: …Dios hechó al hombre del edén por confundir lo que está bien, con lo que conviene.-
    Con un beso, y porque no otrooooooooooooooo.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s