Bariloche 2011- Segunda Parte

El segundo suceso anecdótico ocurrió el quinto día. No había nevado, había partes de barro y piedras y el suelo era hielo durísimo, con lo cual las caídas dolían el doble. Después de un rato de probar cómo la cosa no estaba funcionando,. Los medio de elevación cerraron por mal tiempo, así que medio me vi obligada a bajar la montaña andando, lo cual debí hacer por camino, ya que muchas pistas estaban cerradas.

Les mencioné que odio los caminos? Son angostos, resbaladizos y duros, y muchos de ellos tienen caídas enromes en uno de sus lados (si te salís del camino caes horrorosamente). Como no había otra opción, allá fui. Venía piloteándolo medianamente bien hasta que llegué a una bifurcación: el camino seguía pendiente arriba, o desviabas a la derecha por una pendiente bastante pronunciada.

No sé por qué decidí que debía continuar, así que continué hacia delante. Hice10 metrosy comencé a girar una curva, cuando la tabla agarró un Gump (tipo loma de burro de hielo) y se me fue hacia el costado.

De pronto comencé a resbalar hacia el costado, y cuando me quise dar cuenta, estaba agarrada de la red de seguridad que impedía que caiga totalmente… en el río. Quedé con las piernas y la tabla suspendidas sobre el arroyo que discurría un metro más abajo, mientras perdía el poco apoyo que tenía bajola cadera. Empecéa pedir ayuda, hasta que unos chicos que pasaban por arriba en la telesilla le gritaron a un grupo que estaba más allá.

Por suerte un esquiador caritativo vino, se sacó los esquíes, y me traccionó hacia atrás, hasta que estuve toda sobre tierra firme. No sé qué hubiera hecho si no había nadie para ayudarme en ese momento. Por suerte en la montaña hay solidaridad, y el resto del viaje transcurrió sin mayores sobresaltos!

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Sólo a mí me pasa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s