Hay que pasar el bache

 

Pareciera ser que esa es la frase del 2011, o al menos de buena parte del tiempo transcurrido desde mediados del año pasado a esta parte. Desde hace ya un rato, en general el mundo convulsionado en el que vivimos se ha visto agitado una y otra vez por cuestiones sin precedentes (como ser el reciente atentado en Noruega), hasta la misma cantaleta que de costumbre, sólo que exacerbada y con más iteraciones (como por ejemplo los paros y protestas en nuestro país).

En el particular, vengo viviendo en los últimos tiempos una carrera de obstáculos… o más bien una competencia a campo traviesa. Muchos duelos y pérdidas, dificultades, trabas… o sea, no es que ordinariamente la vida no sea así, sino que en todo este último tiempo no he terminado de salir de una que ya he entrado en otra, sin siquiera a veces tener tiempo de recuperar el aliento. Y tal vez de eso se trata, no? En la vida no siempre llega el mejor o el más apto, sino muchas veces quien más resiste. A veces la cuestión se resume a sobrevivir.

Tal vez todo estos rollos sólo son un medio para desarrollar la capacidad de seguir adelante, aunque las circunstancias no ayuden. Hay que apretar los dientes, tomar aire y seguir avanzando. Hay que enfocarse en pasar el bache, en sobrevivir hoy, y mañana veremos.

Sole

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en I hate the world today, Shit Happens y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Hay que pasar el bache

  1. alberto madero dijo:

    Esos insignes refraneros que son los españoles, reducen en una sentencia breve un compendio de la vida cotidiana, para el caso: “lo que no mata enseña”, a nuestro pesar por cierto.-
    desde el viaje espermatozódico en competencia maratónica para arribar a la vida, en mas, todo es parte del mismo itinere, con distintos paisajes, y medio de transporte y aquí, se impone otra sentencia: lo mas importante no es llegar a la cima, sino el escalar (que implica el desandar).-
    Es decir la vida es una maravilla, en lo cotidiano que por ello no siempre advertimos, hasta lo extraordinario que advertido, no es diferente de aquello, solo difiere en su eventualidad y porcentualidad.
    TE quiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s