El día del amigo

Hay varias razones por las cuales no saludo nominalmente a nadie para el día del amigo (que acá en Argentina se festeja el 20 de Julio). A lo sumo me limito a responder salutaciones, pero creo que de mí no parten más que un par de mensajes, muy informal, y casi siempre de forma electrónica.

En primera instancia porque a este respecto el lenguaje castellano es bastante limitado. A diferencia de los esquimales, que tienen más de 50 palabras para referirse a la nieve (en todas sus variantes), en nuestro idioma las palabras amistad o amigo se usan para vínculos de una enorme variedad en cuanto a profundidad y significancia. En el uso diario de la palabra uno no anda distinguiendo si es tu mejor-mejor amigo, si es uno bueno, si es uno que vez esporádicamente, etc.. Entonces uno entra en la dicotomía de si saludar o no, y a quién, cómo, cuando ,etc.

En segunda instancia estas cosas son generadoras de conflictos diplomáticos; nunca falta quien se ofende porque se siente tratado igual que otras personas que son menos allegadas a uno, es un espanto si saludaste a dos personas que no se llevan entre sí (“cómo podés ser amiga de Fulanito?”), y es casi una catástrofe si te olvidaste de incluir a alguien.  

También porque creo que es un día comercial, una justificación más para hacerse regalos y salir. Por mi parte, no necesito excusas para hacer esas cosas… Las hago cuando quiero, puedo y/o siento.

Pero la razón más contundente por al cual no hago alharaca de esta fecha es porque creo más en hacer que en decir. Creo que todo vínculo afectivo se nutre de acciones, no de palabras. Con lo cual, me gusta más demostrar mi aprecio que relatarlo o decirlo.

Sole

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Filosofía y otras hierbas, Pensamientos al viento y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El día del amigo

  1. Janice dijo:

    A esto exactamente me referia cuando nos encontramos en madero, desde el punto de vista opuesto. A veces, desaparezco un tiempo exactamente por esto, por no dañar una amistad dejandola estatica y sin aportes, ni alimento alguno, entonces necesito parar, congelar y hacer el balance, ver por que no estoy dando lo que creo que deberia dar y evaluar que es lo que deberia dar. A veces lleva tiempo, o a veces uno es demasiado cobarde para quedarse a ver caer una amistad donde ya no hay nada mas que hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s