Ser consecuente

Hay algo en lo que creo profundamente, y es que la gente debería ser consecuente con lo que dice y piensa. Cada vez que uno expresa algo, debería tener en cuenta que lo que le sigue, ya sean más expresiones, o actos, debería estar en línea con ello. Esto no significa que uno no pueda cambiar, sino que hay que mantener la coherencia entre ideas y acciones… Verba non, facta (hechos, no palabras).

Esto viene a colación de que escucho permanentemente a la gente quejarse, sin hacer nada al respecto. Según creo, cuando uno se enfrenta a una situación que no nos gusta, tenemos dos alternativas: o hacemos algo para resolverlo, o no nos quejamos. Porque es incongruente estar quejándose permanentemente sin hacer nada, como si esa letanía negativa pudiera modificar lo que nos molesta. Es como quejarse que uno está gordo, mientras te metés un muffin de chocolate en la boca, completando así tu consumo diario de 4000 calorías, y ni siquiera vas al gimnasio. En casos como esos tenés dos opciones: o comés mejor y hacés ejercicio físico, o no te quejás de tu gordura.

Es verdad que cada uno con su cantaleta, y si querés seguir quejándote sin hacer nada al respecto allá vos. Pero uno de los efectos asegurados de esa queja constante es que quienes te rodean en algún momento se cansen. O por lo menos yo me canso de escuchar siempre lo mismo de gente que no hace nada para solucionar aquello de lo que se queja. Y de este lado lo único que queda es repetir una y otra vez la misma opinión, hasta que la situación cambie. Y llega un momento en que esto también cansa.

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Filosofía y otras hierbas, Gente detestable y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s