Desmotivación

Hoy me levanté desmotivada, laboralmente desmotivada, y es algo que detesto, porque me dedico a lo que me gusta, a lo que estudié, a lo que en cierta forma define una parte de mi ser. Esta desazón es algo que se viene gestando despacio, pero implacablemente, hace ya un tiempo, y responde básicamente a la cuestión de sentirme que voy contra la corriente, que somos pocos los que queremos siempre más.

Es muy frustrante esforzarse siempre por hacer las cosas lo mejor que uno puede, o querer mejorar continuamente, cuando la recompensa por ello es nula. Cuando se trata igual a la gente que hace su mejor esfuerzo y a la gente que hace las cosas para que “pasen”, es bastante desmotivador. Cuando no hay diferencia entre el mediocre y el aplicado, cuando el costo extra de esforzarse más allá del mínimo requerido no genera ningún beneficio, es cuando uno se plantea si realmente vale la pena.

Entonces la pregunta del millón es si hay que adaptarse, hacer las cosas mínimas e indispensables y no más allá, o hay que ser fiel a ese impulso interno de querer siempre dar un pasito más adelante. Es bajar el nivel de esfuerzo o aguantarse que por el mismo no haya recompensa. Yo hoy quisiera adaptarme, pero no sé hasta qué punto con ello estoy traicionando parte de mi esencia.

Sole

 

P/D: Y no es que me crea la mejor, ni pienso que todo lo hago bien, ni nada por el estilo. Simplemente intento hacer mi mejor esfuerzo. Y no es tampoco que esté siempre buscando una recompensa en lo que hago, pero cuando el costo es mayor que el beneficio, en cuanto a esfuerzo y energía invertidos… es hora de reveer algunas cosas. Si es lo mismo pagar 30 que 70, entonces uno tiene que buscar eficientizar sus recursos, y asignar esa energía extra que está siendo desperdiciada en hacer cosas que nos aporten felicidad…

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Gente detestable, I hate the world today y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Desmotivación

  1. alberto ramon madero dijo:

    Solo hay una cosa por hacer: lo que somos, no importa el mundo, solo nos realizamos en nosotros, no en los otros. La desazón no es mala, sino su persistencia, en el primer caso sirve para el temple, en el segundo para el abandono, pero… que hacer… vuelvo al comienzo, solo ser adaptado, lo cual no significa resignación o claudicación, sino entender que no estamos solos, ni dueños de la verdad, no se puede transitar a alta velocidad en calles urbanas, no todos conducen igual y veces con demoras, debemos seguir el mismo rumbo, no es abandonar la estrada, es adecuar nuestro movimiento, pero al final siempre los demás reconocen (aún cuando no de manera explícita) nuestro caminar.-
    Dooooooooooos besooooooooooooooooooooos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s