Reacciones

Siempre me ha llamado mucho la atención (y en cierta medida siempre he envidiado) a la gente que se toma las cosas con calma, a las que les chupa un huevo la mitad de las cosas de este mundo, las que no se calientan ni se alteran por nada; que dejan pasar las cosas, que las dejan estar, que no reaccionan  ante todo. Y digo que en cierta forma los envidio porque me gustaría poder ser así, al menos en varios aspectos de mi vida.

En contraposición estoy yo: casi todo funciona como un estímulo, me genera algo, me provoca un sentimiento, una sensación, una reacción. De ahí a que la exteriorice es otra cosa. Hay veces que dejo que lo que me pasa por dentro se vea; otras veces pongo un velo y guardo las formas y las apariencias, casi siempre para proteger a los otros de la violencia de mi reacción primaria. He aprendido con el tiempo a dejar pasar la calentura, y hablar las cosas en frío, pero siempre hablándolas en algún momento (a esta altura intento no quedarme con cosas adentro, sólo que trato de elegir el momento adecuado para sacarlas).

Y a veces me pregunto si la gente a la que todo le resbala, que las cosas le pasan por el costado y no la afectan, efectivamente no reaccionan, o en realidad niegan la reacción o la entierran. Mi gran duda es si en realidad no se enojan, no se indignan, no se les da vuelta el estómago… o si en realidad subliman o tapan todo eso. O lo niegan, o les es indiferente, o lo descartan, o tienen  algún mecanismo de algún tipo para manejar las situaciones negativas o tensas.

Me encantaría saber si es posible no reaccionar, o si las reacciones son parte de nuestra esencia como seres humanos. Porque hay mucha diferencia entre no tener reacciones y aprender a dominarlas.

Yo por lo pronto estoy intentando aprender a dominarlas. No sé si alguna vez lograré no tenerlas.

Sole

Anuncios

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Filosofía y otras hierbas, Pensamientos al viento, Ser diferente y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s