Recuerdos #2

Este post en realidad está destinado a darle contexto a una serie de recuerdos que iré publicando en lo sucesivo. Hasta mis 6 años viví en el barrio Poeta Lugones (Córdoba Capital), uno de los lugares que más feliz me han hecho. A unas cuadras de casa había una calle sin salida, que nos permitía andar en bici, patines y patineta sin problemas, sin riesgo de que nos pisen los autos.

Estamos de acuerdo en que eran otras épocas… Nos la pasábamos chivateando en la calle, el grupos de 10 o más chicos, todos en patota, divirtiéndonos a lo grande. Recuerdo que nuestras madres tenían que desarrollar una paciencia china (y alguna que otra amenaza efectiva) para que entremos a cenar una vez caída la noche. Íbamos, veníamos, jugábamos a las escondidas, nos trepábamos a los árboles, escalábamos la tapia de la vecina del lado para robarle los nísperos que sobresalían de su patio, nos empachábamos con las moras del árbol que había a la vuelta.

Una vez entre todos los chicos construimos una suerte de refugio de paja en un baldío cercano para darle cobijo a una perra que estaba a punto de tener cachorritos. Recuerdo cómo nos turnábamos y hacíamos guardia esperando el alumbramiento, para asistir en caso de ser necesario. Esa perrita luego pasó a ser la mascota de todos; cada uno le llevaba comida y le ponía agua cada vez que podía.

He tenido una infancia difícil en muchísimos aspectos (cuyos detalles creo morirán conmigo), pero he sido una privilegiada en tantos otros que deseo compartir, porque me han hecho (y aún me hacen, cuando los recuerdo) muy feliz.

Sole

Acerca de Otra Rubia Tarada

Tengo veintitantos años (bueno, ahora ya entré en el terreno de los treinti...) y varias neurosis. Soy una inadaptada social que aún busca un lugar en este mundo, aunque estoy convencida que no lo tengo. Este viene a ser una versión 2.0 y pública de lo que alguna vez fue mi diario íntimo, en donde volcaré mis impresiones subjetivas del mundo y la gente que me rodea... Tal vez con la esperanza que alguien, algún día, entienda mi visión tan particular de nuestra existencia.
Esta entrada fue publicada en Recuerdos y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s